EC045
Reserva Ecológica Los Illinizas y alrededores


Country/territory: Ecuador

IBA Criteria met: A1, A3 (2008)
For more information about IBA criteria please click here

Area: 150,900 ha

Protection status:

Aves y Conservacion

Site description
Esta Reserva Ecológica se localiza al occidente de la provincia de Cotopaxi y extremo suroeste de Pichincha, e incluye las estribaciones occidentales de los nevados Illinizas y de los volcanes Quilotoa y El Corazón. Este último, que cubre cerca de 100 ha, es un volcán inactivo que se localiza al sur de la provincia de Pichincha. Cerca de esta reserva, hacia el valle interandino, se localizan algunas ciudades medianas como Machachi, Latacunga y Saquisilí, que aprovechan algunos recursos provenientes de la Reserva. En el área se incluyen además la Reserva Forestal Río Lelia, dos bosques protegidos, Huagrahuasi y Quitasol (935 ha), y el Bosque Integral Otonga (1.000 ha), pertenecientes a la provincia de Cotopaxi y localizados al norte de la Reserva Ecológica Los Illinizas. Otonga se localiza en el cantón Sigchos, cerca al poblado de San Francisco de las Pampas. Los bosques y páramos de Huagrahuasi-Quitasol son propiedad de la Cooperativa Cotopilaló, mientras que Huahuauco pertenece a los hijos de los socios de esta cooperativa, agrupados en la Asociación Huahuauco- La Merced. La Reserva Ecológica los Illinizas y su área de infl uencia incluyen una importante diversidad de ecosistemas, entre ellos los altos páramos alrededor de los Illinizas y El Corazón. Al sur de la Reserva, en el sector de Quilotoa, la vegetación es bastante árida. En el Bosque Integral Otonga se encuentra dos tipos de vegetación: el bosque de neblina montano y el bosque siempreverde montano bajo. Comprende extensiones de bosque primario, secundario, zonas en regeneración y áreas de pastizales que han sido abandonadas y están en proceso de recuperación. En los alrededores de Otonga hay grandes áreas deforestadas en donde se cultiva principalmente caña de azúcar y existen pastizales para ganado vacuno. De igual forma, el Bosque Protector Huagrahuasi-Quitasol se caracteriza por presentar páramos de pajonal y bosques altoandinos. Los remanentes de bosque nativo son reducidos y existen parches de vegetación arbustiva húmeda. Los páramos herbáceos ocupan alrededor del 40% del área, y se localizan a partir de los 3.500 m de altitud. Hay además cultivos de ciclo corto asociados con pastos y pequeñas áreas de vegetación arbórea, arbustiva y herbácea. El uso actual del páramo tiene más relación con la extracción de leña y recolección de frutas (mortiños, gualicón, taxo) y paja para techar las viviendas y las casas para los animales. También en el páramo se mantiene ganado de lidia silvestre. Algunas zonas están destinadas a la recuperación de páramos y bosques, así como a la conservación e investigación de la diversidad biológica. Dentro de la Reserva Ecológica Los Illinizas y su área de infl uencia existen cuatro zonas donde se han ejecutado proyectos de investigación y conservación; sin embargo, no hay proyectos que integren a toda la Reserva. En los páramos y bosques de Huagrahuasi-Quitasol se realizaron en 1995 algunos estudios cortos de fl ora y fauna, como parte de los estudios de manejo que fueron producidos por PROBONA, auspiciados por Intercooperation y la Union Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN-Sur) (Eguiguren 1997). Una iniciativa importante que se generó a partir del trabajo de PROBONA en el área fue la propuesta del Colegio Chaquiñán para el manejo de los páramos, que consiste en el desarrollo de actividades que generen ingresos que sustituyan a las actividades presentes que causan serios daños en este ecosistema. Por su parte, en una localidad del volcán El Corazón se ejecutó un proyecto de investigación, entre 1995 y 1996, por parte de N. Krabbe y B. O. Poulsen, como parte de los estudios biológicos del Centre for Research on Cultural and Biological Diversity of Andean Rainforest (DIVA). Algunos trabajos generados de estos estudios son: Poulsen (2002), Poulsen y Krabbe (1997a, 1998), Krabbe et al. (1997), Poulsen et al. (1997). En el Bosque Integral Otonga se han llevado a cabo numerosas investigaciones sobre diversos grupos de fauna y fl ora. Chaves (2000a y 2001) estudió los usos de hábitat y comportamiento alimenticio de aves frugívoras, Castañeda (2001 y 2002) investigó el uso de epífi tas por parte de las aves, y Freile y Chaves (1999, 2004), Freile y Renjifo (2003) y Freile et al. (2003b) han generado información más puntual sobre algunas especies. Entre 1999 y 2001, se llevó a cabo un estudio sobre el efecto de la alteración de hábitat sobre la abundancia de especies endémicas del Chocó (Chaves y Freile, en prensa). Con respecto a otros grupos de fauna, existen extensos estudios sobre mamíferos, compilados en la reciente publicación de Jarrín (2001). Hay también investigaciones muy interesantes sobre algunos insectos (Ortiz 1997, Torres 2000, Ayala y Onore 2001, Enríquez y Onore 2001), anfi bios y reptiles (Guayasamin 2000, Merino-Viteri, en prep.) y sobre ciertos grupos de plantas (Freiberg y Freiberg 1998, Nowicki 2001, Muñoz y Küper 2001). En esta área protegida privada se lleva a cabo además un proyecto de reforestación con especies nativas y se pretende extender la reserva mediante la adquisición de bosques adyacentes. Finalmente, entre 1994 y 1998, N. Krabbe y F. Sornoza realizaron intensos estudios de campo en busca de Ognorhynchus icterotis en la zona de El Palmar-La Chala, y posteriomente dieron seguimiento a una población de cerca de 20 individuos que fue localizada (Krabbe y Sornoza 1996). Los estudios realizados por estos investigadores llevaron a la adquisición y protección de 160 ha de bosque nublado y pastos con abundantes palmas de cera y, más adelante, a emprender esfuerzos por reforestar estos pastizales (Krabbe 1998, Salaman et al. 1999). A partir de 1998, cuando se localizó por última vez a O. icterotis, estas iniciativas fueron abandonadas.

Key biodiversity
En estudios realizados en cuatro localidades distintas dentro de esta área se han reportado 257 especies, pero se estima que la diversidad total de la Reserva y sus alrededores es superior. En estudios rápidos realizados en 1995-1996 por N. Krabbe y B. O. Poulsen en una localidad en El Corazón, se encontraron 67 especies, mientras que en los estudios ejecutados en el Bosque Integral Otonga, entre 1999 y 2002, se registraron 155 especies; sin embargo, el número real de especies en esta reserva privada es sin duda superior, ya que todavía no se han explorado áreas por debajo de los 1.700 m (Freile y Chaves 2004). De igual manera, en trabajos realizados entre 1994 y 1998, N. Krabbe y F. Sornoza registraron un total de 171 especies en la zona de El Palmar-La Chala (zona conocida como Caripero). Algunas especies endémicas de los bosques nublados del Chocó y amenazadas de extinción a escala global se han reportado en estas localidades, como Grallaria gigantea, Grallaria alleni, Glaucidium nubicola, Haplophaedia lugens y Odontophorus melanonotus. La localidad conocida como Caripero es el único sitio donde se ha registrado recientemente a Ognorhynchus icterotis, especie críticamente amenazada que posiblemente está extinta en Ecuador, ya que no se la ha vuelto a encontrar en los últimos seis años en esta localidad.

Non-bird biodiversity: En estudios realizados en 1995 en los páramos de Huagrahuasi se reportaron algunas especies de plantas, entre las que se cuentan Buddleja incana, Myrsine andina, Oreopanax sp., Vallea stipularis; árboles como Gynoxys baccharoides (VU), Hesperomeles heterophylla, Barnadesia arborea y Monnina obtusifolia y entre los arbustos Escallonia myrtilloides. En las partes más bajas existe bosque nublado caracterizado por el alto nivel de diversidad de epifi tas. En investigaciones realizadas en Otonga se encontró que algunas especies notables fueron Cedrela odorata (VU), Otoba novogranatensis, Carapa guianensis, Nectandra obtusata (NT), Myrcia splendens, Schweilera caudiculata, Nectandra spp., Croton magdalenensis, Ficus spp., Cinchona sp. y Cecropia spp. Freiberg y Freiberg (1998) describieron algunas especies nuevas de la familia Gesneriaceae y encontraron una importante diversidad en esta familia. Asimismo, en la zona de Caripero son importantes los bosques de Ceroxylon quindiuense (VU), a los cuales Ognorhynchus icterotis está estrechamente asociado. Con respecto a la fauna, es escaso el conocimiento existente sobre la Reserva Ecológica Los Illinizas como tal. En trabajos realizados en los últimos años en Otonga se registró la presencia de más de 50 especies de mamíferos, entre los que se incluye Tremarctos ornatus (VU), Puma concolor (NT), Pecari tajacu y una nueva especie de roedor, Heteromys teleus. Hay además una importante diversidad de herpetofauna; se estima que el número de especies puede ser alrededor de 40 y en los últimos años se han descrito algunas especies nuevas de insectos.


Recommended citation
BirdLife International (2019) Important Bird Areas factsheet: Reserva Ecológica Los Illinizas y alrededores. Downloaded from http://www.birdlife.org on 10/12/2019.