EC051
Cordillera de Huacamayos-San Isidro-Sierra Azul


Year of compilation: 2005

Site description
La cordillera de Huacamayos se localiza en la estribación oriental de los Andes, en la parte sur occidental de la provincia del Napo, cerca de las poblaciones de Cosanga, Baeza y Archidona. Esta pequeña cordillera es un ramal relativamente separado de los Andes por un declive localizado alrededor de 1.800 m de altitud. Hacia el norte del área se encuentra la cuenca de los río Cosanga y Quijos y hacia el sur y sureste los ríos Antisana y Chalupas. Parte de la cordillera está incluida dentro de la Reserva Ecológica Antisana, en su extremo suroriental. Dentro de esta IBA se incluyen reservas privadas de menor extensión localizadas hacia el noroeste de la cordillera, como San Isidro (400 ha), Yanayacu (250 ha) y Sierra Azul (2.500 ha). Altitudinalmente, se encuentra en el rango de los 1.200 a 2.600 m. La zona se caracteriza por presentar relieves escarpados por donde atraviesan los sistemas hidrográfi cos de los ríos Cosanga, Antisana, Chalupas y Verdeyacu. La cordillera de Huacamayos y sus áreas aledañas hacia el noroeste todavía albergan una importante extensión de bosques nublados y montanos, que se extienden desde los 1.200 m hasta la cumbre de la cordillera a 2.300 m y por las estribaciones de la cordillera de los Andes hasta alrededor de 2.600 m. Existen zonas alteradas destinadas principalmente a pastizales para ganado y fincas con frutales, en particular alrededor de las poblaciones de Cosanga y Archidona y en la vía Baeza-Tena. Faltan estudios que permitan caracterizar de mejor manera el área de la cordillera. La Estación Biológica Yanayacu está destinada principalmente a la conservación e investigación, mientras que San Isidro y Sierra Azul están orientadas al turismo de naturaleza, para lo cual protegen los bosques presentes en ellas. Algunos proyectos de investigación se han ejecutado en Huacamayos, incluyendo colecciones y evaluaciones ornitológicas (Krabbe 1991). La región de San Isidro ha sido visitada frecuentemente por ornitólogos y observadores de aves por lo que su avifauna está bien documentada (Moore y Lysinger 1997). Actualmente, investigadores de la Estación Biológica Yanayacu, liderados por H. Greeney, están desarrollando una extensa investigación de la biología reproductiva de numerosas especies de aves (ejemplo Greeney 2004). La cordillera de Huacamayos está incluida dentro del área de acción del Proyecto Biorreserva del Cóndor, una iniciativa de The Nature Conservancy (TNC) y sus instituciones socias en Ecuador. Además, existen otros proyectos como los ejecutados por la Fundación Sinchi Sacha (Proyecto Huacamayu Urcu) que persigue la conservación de los recursos naturales y la cultura de las poblaciones indígenas habitantes en el área. La Fundación Antisana, conjuntamente con el Programa Regional de Bosques Nativos Andinos (PROBONA), elaboraron el Plan de Manejo para el área de Huacamayos en enero de 1997, donde constan datos biofísicos y socioeconómicos del sector. En el Bosque Protector Sierra Azul también se han ejecutado algunas investigaciones por parte de instituciones como el Smithsonian Institution, ANSP, EcoCiencia, Cornell University, TNC, Fundación Natura, Centro de Datos para la Conservación, entre otras, generando una buena cantidad de información sobre su fl ora y fauna, en particular sobre aves y plantas vasculares. En la Reserva también se han desarrollado tareas de reforestación.



Key biodiversity
En el área de Huacamayos-San Isidro-Sierra Azul se han registrado más de 320 especies. La cordillera de Huacamayos provee una importante extensión de hábitat para especies confinadas al interior del bosque como Dysithamnus occidentalis, Grallaricula peruviana, Grallaria alleni y G. gigantea, registradas en escasas localidades en los Andes Orientales. Es probable que la diversidad del área sea superior ya que existen varias zonas todavía inexploradas en la cordillera.

Non-bird biodiversity: La diversidad de flora es alta, en especial de orquídeas, para las cuales el nivel de endemismo es importante. Las especies vegetales de mayor interés en la cordillera de Huacamayos son: Ocotea spp., Maytenus krukovii, Persea spp., Mabea sp., Dictyocaryum lamarckianum, Cinchona sp., Polallesta discolor, entre otras. El sector de Verdeyacu presenta una importante riqueza biológica y alberga una vegetación diferente a las otras localidades por encontrarse muy alejada de las zonas de intervención humana. Algunos mamíferos amenazados registrados en el área son: Tremarctos ornatus (VU), Puma concolor (NT), Oncifelis colocolo (NT), Dinomys branickii (EN), Tapirus pinchaque (EN), Pudu mephistopheles (NT), Aotus lemurinus (VU), entre otros. También existen anfi bios raros y poco conocidos, Osornophryne guacamayo (EN), probablemente muchos de ellos nuevos y endémicos, lo cual es otro de los indicadores de la importancia de conservación del área.



Pressure/threats to key biodiversity
Aunque todavía hay una gran extensión de bosques nublados, las partes más planas y accesibles han sido convertidas en pastizales para ganado y en cultivos de naranjilla. En aparente menor proporción existe extracción selectiva de madera y cacería, pero se desconoce su verdadero nivel de impacto. Aunque la cordillera está atravesada por una carretera interprovincial, la colonización aún se mantiene baja. Además, por el área pasa un oleoducto secundario (Villano-Baeza).



Protected areas
Parte del área está incluida dentro de la Reserva Ecológica Antisana establecida en 1994. Las reservas privadas se encuentran en buen estado de conservación, no así sus alrededores. Las reservas Sierra Azul, San Isidro y Yanayacu fueron establecidas en el curso de la última década y complementan el área de conservación contenida en la R. E. Antisana.




Recommended citation
BirdLife International (2020) Important Bird Areas factsheet: Cordillera de Huacamayos-San Isidro-Sierra Azul. Downloaded from http://www.birdlife.org on 01/06/2020.