EC080
Cazaderos-Mangaurquillo


Site description (2005 baseline):

Site location and context
Este sitio comprende algunos parches de bosque seco de considerable extensión que se encuentran entre las poblaciones de Mangaurquillo, Mangaurco y Cazaderos, al suroeste de la ciudad de Alamor en la provincia de Loja. Estos bosques continúan hacia el oeste y norte con la Reserva de Biosfera del Noroeste de Perú. En la parte de Cazaderos-Mangaurquillo los bosques son secos deciduos y semideciduos, en su mayoría alterados. En las zonas más altas (Cerro Negro) el bosque es más húmedo, mientras que en las planicies hacia el oeste (en la frontera con Perú) la vegetación es más seca y de tipo matorral. Aunque aún existen importantes remanentes de bosque en el área, una proporción importante ha sido deforestada para la creación de cultivos de maíz, maní y fréjol, además de pastos para ganado. Grandes extensiones de bosque no reciben uso alguno ya que sus propietarios no habitan en el área. Se presume que, por la falta de control, estos bosques abandonados son utilizados para extraer madera, cazar y pastar animales domésticos como vacas y chivos. La Fundación EcoCiencia ejecutó en 2001 evaluaciones ecológicas y socioeconómicas rápidas en dos localidades de esta región (Vázquez et al. 2001b), donde se contemplaron estudios de avifauna, mastofauna, herpetofauna y flora. Los estudios de aves fueron realizados por Santander et al. (2001) y, como resultado de este trabajo, se generó información puntual sobre algunas especies (Freile et al. 2003, 2004). Registros adicionales de aves fueron realizados por investigadores del proyecto Bosque Sin Fronteras (Williams et al. 2002). Por otra parte las perspectivas de conservación del área fueron evaluadas (Vázquez y Freile 2001b) y, con base en esta evaluación, se ha desarrollado una iniciativa conjunta entre algunas organizaciones no gubernamentales y el Ministerio del Ambiente para efectuar la protección oficial del lugar.



Key biodiversity
En el área se han registrado un total de 120 especies, incluyendo cerca de 30 endémicas tumbesinas (Santander et al. 2001). Se estima que puede existir una mayor diversidad de especies, incluyendo más especies amenazadas y endémicas.

Non-bird biodiversity: En dos localidades del lugar se registraron un total de 34 especies de mamíferos, entre los que destacan la diversidad de roedores y quirópteros. Es importante además la presencia de algunas especies endémicas de la región Tumbesina que fueron frecuentes en estas localidades, como Artibeus fraterculus (VU), Pseudalopex sechurae (DD), Marmosa robinsoni, Rhipidomys leucodactylus, Oryzomys xantheolus, Sigmodon peruanus y Sciurus stramineus. Con respecto a la herpetofauna, se detectó la presencia de 20 especies entre anfi bios y reptiles (Vázquez et al. 2001b). Algunas especies importantes fueron Rana bwana (VU), Boa constrictor, Colostethus infraguttatus (NT), Callopistes fl avipunctatus, Dryadophis pulchriceps, Drymarchon corais, Eleutherodactylus limani, Physalaemus pustulatus y Epipedobates tricolor (EN).



Pressure/threats to key biodiversity
La extracción de madera ha sido intensa y, en la actualidad, son escasos los árboles maderables grandes. Extensas áreas han sido convertidas en tierras agrícolas o pastos debido a la colonización que ya era frecuente en este sector hace más de una década. Actualmente, el deterioro de las vías de acceso ha limitado el flujo humano a esta área. Un problema serio en el área es el pastoreo libre de vacas, chivos, burros y cerdos en el bosque, con la consecuente destrucción del sotobosque. Adicionalmente, la cacería parece seguir siendo una amenaza, pese a que disminuyó notablemente en la última década por el difícil acceso y por la salida de los militares del área. El saqueo de nidos y tráfico de aves, en particular de loros y pericos, es una actividad muy frecuente, y constituye una amenaza para las tres especies de loros allí registradas, especialmente para Aratinga erythrogenys. Este sector, al igual que otras zonas bajo los 1.000 m en la provincia de Loja, ha estado bajo veda forestal desde 1978, lo que ha ayudado al mantenimiento de los bosques, a pesar del escaso control.



Protected areas
Los bosques de Cazaderos-Mangaurquillo no están protegidos en la actualidad, pero existe el interés de las autoridades ambientales del Ecuador de brindar protección oficial a un área de 49.500 ha. En el lado peruano de la frontera se encuentra la Reserva de la Biosfera del Noroeste Peruano, que contiene varias áreas protegidas, como el Parque Nacional Cerros de Amotape y la Zona Reservada de Tumbes.




Recommended citation
BirdLife International (2024) Important Bird Area factsheet: Cazaderos-Mangaurquillo. Downloaded from https://datazone.birdlife.org/site/factsheet/cazaderos-mangaurquillo-iba-ecuador on 27/02/2024.